domingo, 29 de enero de 2017

World Peace Cookies (Galletas de la paz del mundo)




Cuando vi estas galletas me llamaron mucho la atención,  su nombre. ¡¡Me parecio precioso!!
La receta es de Dorie Greenspan una repostera muy conocida en EEUU. Esta sacada de su libro “Baking from my home to yours” (Horneando de mi casa a la tuya)
Son unas galletas de chocolate fáciles de preparar, muy ricas.


World Peace Cookies 
 (Galletas de la paz del mundo)

Ingredientes:
175 gr de harina
30 gr de cacao en polvo sin azúcar
½ cucharadita de bicarbonato
120 gr de azúcar moreno
50gr de azúcar blanco
150 gr de mantequilla
Una pizca de sal
Cucharada de extracto de vainilla
150 gr de chocolate negro troceado o chip de chocolate

Elaboración:
Tamizamos la harina el cacao y el bicarbonato. Le añadimos la sal.
Batimos la mantequilla hasta conseguir una crema, le añadimos el azúcar (Blanco y moreno) y la vainilla, seguimos batiendo hasta que se mezcle  todo bien. 
A continuación le ponemos la harina y mezclamos a velocidad baja. 
Solo lo necesario para que se incorpore. Añadir el chocolate y mezclar.
Poner la masa sobre la mesa de trabajo dividir en dos o más trozos y envolver en papel film, dando forma de rulo.
O extender entre dos papeles de horno dejándolo de un grosor de 1 cm.  Como mejor te venga.
Otra opción es hacer bolas del mismo peso y aplastarlas hasta dejarlas de 1 cm.
Llevar a la nevera por tres horas mínimo.  Yo lo deje toda la noche.
Cortamos las galletas y ponemos en la bandeja del horno, sobre papel vegetal.
Horno precalentado a 160 º por unos 12 m.
Sacamos y dejamos en la bandeja para que pierdan calor, ya que son frágiles y pueden romperse. Una vez templadas, se pueden tomar  con un buen vaso de leche.
O bien poner sobre una rejilla y dejar enfriar por completo. 

Después, guardar en un frasco hermético.


Nota: Esta masa se puede congelar hasta por dos meses, no es necesario descongelarla, se corta en rodajas y se hornean directamente.



Podéis seguirme en:
¡¡Hasta pronto!!

miércoles, 25 de enero de 2017

Cheesecake de oreo, coco y ron




Esta deliciosa tarta la he preparado para el reto Alfabeto dulce #alfabetodulce que organiza Ana de Cook the cake.
Los ingredientes de este mes coco y ron.
Una combinación que da mucho juego sin duda, y que admite muchos ingredientes en su elaboración. El chocolate creo que es un ingrediente que le va muy bien al coco y al ron. Por eso decidí añadir las galletas oreo a la receta, resulto muy pero que muy apropiado. 


El coco es una fruta que me recuerda al verano, no sé muy bien porque. Y como ya sabéis el verano me encanta. Así que esta elaboración es una tarta fresquita de esa que apetecen en verano y en cualquier época del año.
Una tarta muy sencilla de preparar y con ingredientes al alcance de todos. 

Ideal para postre o para alguna celebración, ¡¡Esta buenísima!!
El toque del coco y ron le dan un matiz especial a esta tarta, aunque no es apta para niños... ¡¡Ojo que lleva alcohol!! Pero...podéis prescindir de este ingrediente y os quedara también muy rica.
 
El coco es una fruta tropical con muchísimas cualidades, la leche de coco tiene muchos beneficios saludables, la que he utilizado es casera, me gusta más que en la que venden en lata. 
 
Es muy fácil de preparar en casa, podéisverlo aquí. Desde que probé la casera no he vuelto a comprarla, es muy refrescante y sirve para muchas elaboraciones.




 Cheesecake de oreo, coco y ron

Ingredientes:

Para la base:
1 paquete de galletas oreos (Chocolate Creme)
60 gr de mantequilla derretida.
 

Para el relleno:
250 gr de queso mascarpone.
100 gr de azúcar glas
200 gr de nata para montar
100 ml de leche de coco
50 gramos de coco rallado
25 ml de ron
5 hojas de gelatina.
El relleno de las galletas 

Elaboración:

Retiramos el relleno de las galletas y reservamos.

Trituramos las galletas, apartamos una tercera parte que reservaremos para cubrir la tarta. 


Le añadimos la mantequilla derretida al resto, mezclamos todo bien.

Forramos el molde, ponemos las galletas en la base y presionamos para que quede todo uniforme.

Llevamos a la nevera mientras preparamos el relleno.

Ponemos las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas.

Batimos el queso con  la mitad del azúcar hasta que este suelto  y cremoso.  Le añadimos el coco rallado y mezclamos.

Calentamos la leche de coco por 1 m en el microondas, le añadimos el ron. Mezclamos.

Le ponemos la gelatina escurrida y removemos hasta que se disuelva. Dejamos templar.

Semi-montamos la nata le añadimos el resto del azúcar al batir, para que se integre todo bien. 

Le añadimos la leche de coco con el ron al queso y mezclamos.

A continuación, la nata y mezclamos con una espátula con movimientos suaves hasta integrar todo bien.

Incorporamos el relleno de las galletas desmenuzado, lo mezclamos, tan solo un poco para integrarlo.


Ponemos la crema, sobre la base de galleta y extendemos para que quede lo más uniforme posible.


Llevamos al a nevera por un par de horas, sacamos y le ponemos el resto de las galletas trituradas. Que habíamos reservado, por encima con la ayuda de un colador.
Yo le puse también un poco de coco rallado, a modo de decoración.

 

Llevamos de nuevo a la nevera para que termine de enfriar, por al menos 2 horas más


miércoles, 18 de enero de 2017

Pasta negra: Tallarines con langostinos



La pasta por ser un alimento elaborado a base de harina de trigo, tiene un elevado contenido en carbohidratos, 100 g de pasta contienen como máximo 75 g de hidratos de carbono. Estos carbohidratos proporcionan aproximadamente unas 370 Kcal, lo que representa aproximadamente el 15 % de las necesidades de una persona que desarrolle una actividad normal con algo de ejercicio físico.

Los hidratos de carbono aportados son de absorción lenta con lo que libera la energía poco a poco manteniendo por más tiempo la sensación de saciedad.

El aporte de grasas es muy bajo, además no contiene colesterol sino grasas vegetales y en cantidades muy pequeñas (100 gramos de pasta contienen menos de 1 gramo de grasa).

La pasta aporta también un porcentaje aceptable de fibra vegetal, (sobre todo las pastas integrales), lo que favorece el funcionamiento gastrointestinal y ayuda a metabolizar el colesterol y los triglicéridos.

La pasta no es un alimento completo, ya que aporta pocas proteínas y no contiene grasas, por lo que hay que complementarla con otros alimentos como los huevos, el aceite de oliva virgen extra, el pescado y la carne.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono y fibra como la pasta son muy beneficiosos para la salud:

La pasta es un producto bajo en grasas y sin colesterol.

Proporciona energía fácilmente aprovechable para el metabolismo oxidativo.

Mantiene el nivel de glucemia (cantidad de azúcar en la sangre) y favorece el correcto funcionamiento del sistema gastrointestinal.

 Además, los carbohidratos tienen una gran importancia dietética ya que la calidad especial de su almidón produce un menor aumento de azúcar en la sangre.

Permite una digestión fácil y lenta, por lo que resulta un buen aporte energético para actividades que requieren esfuerzo físico o mental.

 Los carbohidratos también intervienen en el metabolismo del colesterol y de los triglicéridos.





 Tallarines con langostinos

Ingredientes: (4 personas)
400 gr de tallarines
16 langostinos
Aceite de oliva virgen extra (AOVE)
Un poquito  de brandy (1/4 de vasito de vino)
6 dientes de ajo
Sal.

Elaboración:



Cocemos la pasta en abundante agua con sal. Seguir las instrucciones del fabricante para los tiempos, de cocción.

Pelamos los langostinos, reservando la piel y  las cabezas.

En una sartén con aceite, rehogamos 4 dientes de ajos cortados en láminas.

Cuando estén dorados añadimos  las cabezas y las peladuras de los langostinos. Dejamos por unos minutos que suelten su jugo. Aplastando las cabezas de los langostinos. Añadimos un poco de sal. Ponemos el brandy, dejamos reducir por unos minutos. (Para que se evapore el alcohol) Retiramos y colamos.
 
Ponemos de nuevoel jugo en la sartén, añadimos la pasta ya cocida salteamos.
Mientras en una sartén con aceite de oliva virgen extra, doramos dos  dientes de ajo, añadimos los langostinos, un poco de sal.  Salteamos. A fuego fuerte.

Emplatamos poniendo la pasta y encima 4 langostinos por ración, le ponemos el jugo de saltear los langostinos por encima.