lunes, 23 de diciembre de 2013

ROCAS DE PISTACHOS, DOS CHOCOLATES

Esta receta es para el reto "alfabeto dulce", el ingrediente de este mes eran los pistachos. A mí se me ocurrió hacer con ellos un dulce que me sirviera para utilizar en estas fechas y decidí hacer unas rocas de chocolate algo diferentes porque  además de utilizar el chocolate le incorporo una crema tofe y los pistachos los he caramelizados para darle un toque más crujiente.
Espero que os guste y os animéis a hacerlo, ya que podéis sustituir los pistachos por el fruto seco que más os guste.

 Comencemos con la receta:


ROCAS DE PISTACHOS, DOS CHOCOLATES


Ingredientes:
250 gr de Pistachos
Chocolate blanco para fundir
Chocolate negro de cobertura
Azúcar y unas gotas de agua para hacer el caramelo

Para la crema toffee:
75 gr de azúcar moreno
25 gr de agua
25 gr de mantequilla
50 gr de nata


Comencemos con la salsa de Toffee:

  • En un cazo ponemos el azúcar, con el agua, al fuego hasta conseguir un almíbar.
  • A continuación le añadimos la mantequilla y movemos para que se mezcle.
  • Después le incorporamos la nata, y mezclamos. Dejamos al fuego hasta conseguir la crema de caramelo, moviendo de vez en cuando.
  • Tendremos que tener en cuenta que al enfriar espesara más.
Dejamos enfriar.


  • Mientras pelamos los pistachos.
  •  Ponemos azúcar y unas gotas de agua al fuego, para hacer un caramelo.
  • Pasamos los pistachos por el caramelo y dejamos enfriar sobre un papel vegetal.
  • Cuando halla enfriado haremos  montoncitos del tamaño que queramos nuestras rocas.
  • Pasamos por la crema de toffee  o los bañamos como más os guste.
  • Y por último le ponemos el chocolate blanco y negro fundido.
  • Déjanos secar sobre papel vegetal y ya lo tendremos listo.
Yo he optado para que quedara mejor presentado por ponerlas unas sobre una base de chocolate negro y otras sobre galleta de turrón. Como os muestro en las fotos.





 



viernes, 20 de diciembre de 2013

ROSCÓN DE REYES




Ya os comente que estaba  preparando roscón de reyes, pue esta vez lo he hecho para hacer un paso a paso de cómo elaborarlo, hace muchos años que en mi casa no se compra roscón y no solo lo comemos en navidades sino en cualquier momento del año. En un principio parece algo complicado, pero yo os lo voy a explicar lo mejor posible para que se convierta en algo fácil y perdáis el miedo a hacerlo. Lo más fundamental, es que un roscón no puede hacerse con prisa, hay que darle su tiempo nada más y prepararlo el día anterior.
Hay muchas formas de hacerlo, yo lo cuento como yo lo hago.  A mí así me sale bien, he probado muchas recetas, pero que queréis que os diga... Gustos hay para todos!!


En esta ocasión os lo muestro tal cual, normalmente, en casa lo comemos relleno de nata y de trufa. Tan solo tenéis que cortar cuando este frio y rellenarlo con lo que más os guste. Y podéis ponerle sorpresita y haba como marca la tradición.




 ROSCÓN DE REYES

Ingredientes:

650 gr de harina de fuerza
120 gr de azúcar
120  gr de mantequilla punto pomada
250 dl de leche templada
25 gr de levadura fresca
Ralladura de 1limón y  1 naranja
2 cucharadas de ron (opcional)
2 huevos, 1 más para pintar.
2 cucharadas de agua de azahar
10 gr de sal 
Para decorar:

Naranjas confitadas caramelizadas: Una naranja grande, azúcar y agua.
Cerezas o guindas confitadas.
Azúcar húmedo
Almendra laminada.

Elaboración:
Comenzaremos haciendo la masa madre:
Templamos la leche, disolvemos la levadura en ella. Le añadimos una cucharadita de azúcar y dos cucharadas colmadas de la harina mezclamos bien. Tapamos y dejaremos levar unas dos horas.

Mientras aprovechamos para confitar nuestra naranja.
Lavamos bien la naranja y la cortamos en rodajas.

Ponemos en una cacerola agua a calentar y cuando hierva, meteremos las rodajas a escaldar por unos 5 minutos. Pasado este tiempo, sacamos las rodajas del agua.


Tiramos el agua y ponemos agua limpia a hervir de nuevo, cuando hierva volvemos a poner las naranjas por otros 5 minutos, sacamos las rodajas las escurrimos y pesamos.


Con esto conseguiremos que la piel de la naranja pierda el amargor.

El peso que tengamos de las rodajas escaldadas, lo pondremos en cantidad de azúcar y agua en una cacerola para hacer un almíbar, donde ahora si confitaremos las naranjas.

Cuando el azúcar se haya disuelto en el agua y este bien caliente pondremos las rodajas y las dejaremos cocer a fuego lento durante unos 45 minutos aproximadamente,  hasta que el almíbar reduzca y se quede muy espeso, movemos la cacerola de vez en cuando pero no la naranja para evitar que se rompan. Cuando casi desaparezca el almíbar y comience el azúcar a hacerse caramelo. Sacaremos las rodajas y las pondremos sobre papel vegetal para que se enfríen. Ya tenemos nuestra fruta confitada que reservaremos para más tarde.





Elaboración de la masa:
Una vez pasadas las dos horas y nuestra más madre halla fermentado comenzaremos con el siguiente paso hacer nuestra masa.

En un bol grande pondremos el resto de la harina tamizada junto con la sal, dando forma de volcán.






 En otro bol aparte, mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura de naranja y limón, el agua de azahar y el ron. Esto se puede poner directamente en la harina sin mezclar pero yo lo hago así para que sea más fácil el amasado cuando se hace manualmente. Si lo hacéis con amasadora, solo le tendréis que ir añadiendo los ingredientes.

 


Estas dos mezclas la masa madre y la del resto de los ingredientes se la ponemos a la harina y vamos mezclando poco a poco con una espátula de afuera hacia dentro. 




Una vez que ya no podamos seguir con la espátula será el momento de seguir amando con la mano e incorporar la mantequilla punto pomada en trozos, nos quedar una masa elástica un poco pegajosa.





                                                  
Seguiremos amasando hasta que la masa haga bola.( Este será el paso más trabajoso y el que más esfuerzo requiere, a mano podemos tardar hasta 45minutos).  Ese será el momento para dejarla reposar y levar durante 3 0 4 horas hasta que doble al menos su volumen.



   La colocamos en el bol y la cubrimos con un paño de algodón.

 


Pasado el tiempo la masa nos quedara así.


 Volcamos en la mesa con cuidado para evitar que se baje demasiado.



Con esta cantidad podemos hacer dos roscones medianos o cuatro pequeños.

Yo he decidido cortar la masa en cuatro.





Cogemos cada porción de masa y ligeramente amasamos formando bola de afuera a dentro. Formamos cuatro bolas que dejaremos descansar unos 15 minutos. Con Esto conseguimos que la masa sea más elástica y nos quede una superficie más lisa.







Pasados esos minutos hacemos un agujero en medio de cada bola para darle forma de rosco. Que vamos agrandando poco a poco el agujero tiene que ser grande pues luego la masa volverá a subir en el reposo y en la cocción y tiende  a desaparecer.



Colocaremos en la bandeja que vallamos a utilizar para hornear sobre papel vegetal, si la masa se nos escogiera mucho, solo y tendríamos que dejarla 5 minutos reposar y volveríamos a estirar para que quede bien colocada y con la forma que queramos darle redonda u ovalada.

Si ponéis sorpresa y haba, este sería el momento hacéis un corte con un cuchillo bien afilado, por debajo o por el lateral, e introducís la sorpresa y el haba envuelto en papel film. Selláis con cuidado, al reposar la masa desaparecerá. Tan solo vosotros sabréis donde está.

Batimos el huevo y pintamos con una brocha y le colocamos nuestra naranja confitada cerezas y el azúcar húmedo y la almendra y decoramos a nuestro gusto. Se puede pintar y adornar cuando halla levado pero entonces corremos un riesgo es que la masa puede bajarse si la pinchamos. Podéis hacerlo como más os guste. 






 Para hacer el azúcar húmedo es tan fácil como ponerle unas gotas de agua al azúcar y mezcla.

Taparemos con un paño de algodón que habremos espolvoreado con harina para evita que se pegue.
Dejaremos reposar hasta que doble su tamaño el tiempo que sea necesario unas dos horas mínimas.
Una vez que haya llevado podremos conservar en la nevera hasta ocho horas antes de meter al horno.

Antes de meter al horno que tendremos a 200º,  volveremos a pintar con huevo batido con cuidado.


Una vez metamos al horno, bajaremos la temperatura a 180º, y tardara en cocerse unos 25- 35 minutos aproximadamente.
 
Yo pongo un bol con agua dentro del horno para darle humedad. (opcional)
Si veis que se dora muy rápidamente podéis ponerle un papel de aluminio por encima en los últimos diez minutos de cocción. Pero la mejor muestra de que está perfectamente cocido y en su punto es cuando la cocina se inunda de ese olor del agua de azahar. Vamos que huele a gloria bendita.

Sacáis del horno, dejáis enfriar, y a disfrutarlo. 







 Espero vuestros comentarios, si algo no está claro no dudéis en preguntarme, Me encantara ayudaros.



 ¡¡ FELICES FIESTAS!!